lunes, 20 de agosto de 2012

So fucking special

Te quiero fuera de mis planes.
Así, con tu poca vida a cuestas, te quiero fuera de mi.
Cuando sonreís y debajo de todo eso hay preguntas y silencios que te desbordan,
cuando me hablas pero tus ojos apuntan a otro lado,
cuando miras sin ver,
te quiero lejos.
Cuando te escondes bajo esa máscara que poco tiene de libertad,
te quiero fuera de mi.
Fuera, 
para que no me arruines,
para que no me malgastes,
para que no me retengas con tus miedos,
que pocas ganas me dan de acompañar.
Te quiero fuera de mi cuando estás fuera de ti,
te quiero fuera de acá, todo el tiempo.
Porfavor,
que alguien le avise a mi cabeza.

1 comentario:

  1. Qué feo es no poder controlar lo que pensamos.
    Qué lindo, también. Porque es tan humano.
    Cuando alguien está muy adentro de tu cabeza, lo tenés muy adentro del alma. ¿De qué serviría no pensarlo, si igual lo sentís?.
    Dolería por otro lado, creo.
    Hola, Lu!

    ResponderEliminar

Algunos chamuyos