jueves, 8 de marzo de 2012

Evidentemente la felicidad quiere ser amiga mía.
(la voy a dejar un ratito)

2 comentarios:

  1. La felicidad es una señora a la cual uno siempre tiene que dejarle la puerta abierta, y cuando llegue tratarla bien, ofrecerle algo para tomar y para comer, pedirle que tome asiento y un lugar a donde dejar su abrigo. Suele pasar que esta dama por ahí tiene la voluntad de retirarse, pero solo si uno la trata bien y la valora mientras está, ella va a tener ganas de volver.

    ResponderEliminar
  2. No se puede pedir tener mejor amiga que ella. Me gustaría ser su amigo, aunque sea por un ratito, de vez en cuando.
    Tal vez ella siempre quiere ser amiga, pero para algunos no es tan evidente. Si para vos lo es, aprovechalo y disfrutalo. Dale un tiempito más.

    ResponderEliminar

Algunos chamuyos